Continuamos nuestro periplo por los mercado handmade y de antigüedades. Si hace unos días os hablábamos de Camden o Old Spitalfields, hoy lo hacemos de Mercantic. Se trata de uno de uno de los mercados vintage más espectaculares de la zona de Barcelona. Situado en la ciudad de Sant Cugat del Vallés, es sin duda uno de los mejores espacios donde comprar, vender y dejarse inspirar.

mercatic-mercado-artesanos-vintage-barcelona

Mercantic: un mercado de antigüedades diferente

Abierto en el 1992, Mercantic es un mercado enorme que alberga artesanos, anticuarios y vendedores de todo tipo de productos. A día de hoy, son más de 15.000m2 repartidos entre 250 comercios, además de parques, plazas, calles y restaurantes. Además, se encuentra en un espacio excepcional: una fábrica de cerámica de los años 50. Ello imprime un el estilo industrial con mucho carácter en la mayoría de salas y edificios. Sí, has leído bien, Mercantic es un complejo con varios edificios, cada uno con sus propias tiendas distribuidas en un caos organizado. Así que, si es la primera vez que vas a visitar-lo, tomate tu tiempo 😉

Si bien la mayoría de puestos están destinados a la venta de antigüedades, encontramos negocios complementarios que encajan perfectamente. Por ejemplo, acoge varios talleres de restauración, tanto de profesionales como en formato clase para aficionados. Carpinteros y herreros artesanos o empresas de compra venta de objetos son otros servicios que podemos contratar. Por ello, Mercantic es un microcosmos donde poder comprar antigüedades y todo aquello que las acompaña.

Pero por si ello fuera poco, Mercantic es mucho más. Es también un espacio creativo, donde se realizan coloquios, exposiciones o workshops de temas muy diversos. Además –y este es, para nosotros, uno de los puntos fuertes- es un food-maket. Entorno al centro de las instalaciones se agrupan diversos puestos y locales de restauración para todos los gustos y bolsillos. Desde food-trucks hasta menús gastronómicos, pasando por hamburguesas deliciosas o un fantástico chiringuito. Llegados a este punto, lo difícil será decidirse.

mercantic-el-vintage-market-de-sabadell-barcelona mercantic-forja-artesano

Algunos comercios de Mercantic que no puedes perderte

Para ir haciendo boca, os presentamos algunos comercios que podemos encontrar en Mercantic. No por ello decimos que sean mejores que el resto. Son una muestra que capta y transmite ese espíritu vintage tan característico de este mercado:

  • La Forja de Martí Manyà (Caseta C16). Nos ofrecen la posibilidad de aprender a utilizar la forja. Así, ofrecen cursos de aprendizaje los sábados por la mañana, abiertos a toda persona que esté interesada. Cabe señalar que son especialistas en el trabajo del hierro forjado, con una larga experiencia, por lo que podremos contratar servicios de construcción y diseño de piezas y estructuras metálicas. Tienen un catálogo de obras precioso, con trabajos realizados con mucho mimo y encanto.
  • CREA, DECORA, RECICLA (NC36). En un espacio como Mercantic no podía faltar la pintura Chalk Paint. En esta tienda-taller situada en uno de los edificios principales encontrareis todo lo necesario utilizarla. Ofrecen talleres para mejorar nuestra técnica y están abiertos a resolver cualquier duda.
  • A Manivela (NCA07). Es fabricante de muebles artesanales con mucho encanto. Utilizan materiales nobles como el hierro o la madera, combinados con superficies de baldosa hidráulica, por ejemplo, para hacer mesas. El resultado es muy original y dan una apariencia vintage muy conseguida. Os invitamos a entrar en su web para conocer con más detalle su catálogo de productos.
  • Palleto’s Furnature (NCA1). Es un taller de diseño y fabricación de muebles con madera y materiales reciclados. Ejemplo de artesanía sostenible, imprimen un estilo industrial – vintage que se asemeja al estilo de Mercantic. En su tienda, además encontrareis elementos de decoración dentro de esta línea de diseño.

artesania-madera-mercantic antiguedades-y-artesania-mercantic

Sin duda, Mercantic es uno de esos mercados donde perderse. Ya sea para comprar algo que sabemos que allí encontraremos, para descubrió por primera vez o simplemente pasar la mañana, es un espacio único que acaba enamorando.

Si te estas planteando ir, debes saber a qué además es de fácil acceso. Si vas en coche, en las cercanías es fácil encontrar parking gratuito, incluso en horas de máxima afluencia. También se puede llegar fácilmente en tren desde Barcelona ciudad. Solo tienes que coger la línea S2 y bajarte en la parada Volpalleres.

Nosotros lo dejamos aquí. Esperamos que os haya gustado el post. Y vosotros, ¿qué mercado vintage nos recomendaríais?